Germán Borda el historiador, novelista y autor de música sinfónica Imprimir
Noticias - Música

pentagramaPor: Jorge Consuegra.) Para German Borda "El afán de la riqueza fue un motor inimaginable para descubridores y navegantes del siglo XVI, regresar plenos de oro".

Además de ser uno de los más importantes compositores de música sinfónica, el maestro Germán Borda es un connotado historiador y novelista. Hablar con él de música sinfónica es más que un placer, pues se conoce más mil y una anécdotas de todos aquellos que han marcado un hito en el mundo de la música clásica, pero al mismo tiempo, en sus pocos minutos de descanso, los dedica a la literatura y a la historia. Y la historia por curiosidad, porque así son las cosas de la vida, por simple curiosidad.

- ¿Cuándo nació en usted la curiosidad por Pedro Alonso Niño?

- Alguna vez un historiador rebatió, en una mesa de café, la tan manida creencia que Colón había venido con una tripulación de bandidos sacados de las cárceles; además señaló que Peralonso era mi antepasado y el de muchos colombianos. Ese ligamen hizo que me interesara en su vida y obra.

- ¿Peralonso fue más aventurero que descubridor?

- Fue ante todo, como sus hermanos, parientes y antecesores, un navegante formado en el Atlántico. Una familia de estibadores, constructores, pilotos, marinos, famosos. La aventura es inherente a la profesión y el descubrimiento una consecuencia, sobresale en ambos sentidos.

- ¿Por qué la historia sigue enseñando que Colón partió de puerto Palos de Moguer si son dos localidades distintas y distantes?

- Ese entuerto lo armó, hasta donde entiendo, un historiador, fray Pedro Simón, debido a que Palos quedaba en la provincia de Moguer. Hoy ambos pueblos pertenecen a la provincia de Huelva, en Andalucía.

- ¿Qué hizo de Peralonso convertirse el aventurero, la fascinación por el Nuevo Mundo o la riqueza del mismo?

- El afán de la riqueza fue un motor inimaginable para los descubridores y navegantes del siglo XVI, regresar plenos de oro. Pero la fascinación domina las mentes de esos seres y los atrae con la fuerza de la manigua. Un mundo deslumbrante ante sus ojos del que jamás se cansarían en describir sus maravillas. Nunca más podrían desligarse de su embrujo y de cierta dosis de enajenación producida por el trópico.

- ¿Qué es lo que usted más admira en este personaje?

- Su sabiduría marina, fue profesor de cartografía del príncipe Juan, y la gran fidelidad con Colón. Sin la ayuda inicial de los Niño, y el apoyo de Peralonso, cuando los Pinzón abandonaron al almirante, el descubrimiento hubiera tenido un final muy diferente. El ímpetu y la fuerza de este personaje son admirables, atravesó el océano rumbo a América, múltiples veces para realizar descubrimientos.

- ¿Qué persigue usted con esta biografía histórica?

- El descubrimiento ha sido cuestionado, ya existían aborígenes, habitantes en estas tierras que la habían descubierto. Considero que el principal logro, el definir nuestro hábitat, que hasta ese momento había sido considerado como plano; el mundo al fin se observa como una esfera. Eso cambió la mentalidad de todos los seres del planeta.

- ¿Usted cree que con este trabajo histórico se rescata un poco la vida oculta de Peralonso?

- Peralonso fue un personaje de enorme importancia que no ha tenido la suerte de pasar a la historia con la trascendencia que merece. El mérito se le ha dado de manera casi integral a Colón, cuando sin la participación de los Pinzón, los Niño y los Quintero, su hazaña hubiera sido imposible. El papel de Peralonso fue fundamental. Si en algo contribuye este trabajo a resaltar su personalidad y obra, eso me haría muy feliz

- ¿Considera que la historia aún le debe a Peralonso una página en la historia del Nuevo Mundo?

- Diego Ropero, director del archivo histórico iberoamericano, siempre dice que va a escribir una biografía de los Niño, pero aún su pluma está en el tintero. En Moguer, donde me declararon ciudadano ilustre, me solicitaron escribiera la historia de Peralonso, ojalá eruditos historiadores, con más autoridad y sabiduría, emprendieran su merecido rescate. Peralonso hizo descubrimientos muy importantes en Venezuela, baste citar la isla Margarita, lo que lo ubica en lugar preponderante dentro de los actores del descubrimiento Sin duda merece la página.

- ¿Está escribiendo otra biografía similar a la de Peralonso con otro aventurero como él?

- Jamás se debe decir de esta agua... pero por el momento no está dentro de mis proyectos. Escribí novelas históricas, La maraña de la manigua, Alvar, el profeta, sobre Alvar Núñez Cabeza de Vaca; y Quimera donde se hace una simbiosis de Jiménez de Quesada, el Quijote y Cervantes. Una nueva novela histórica sobre la gran epopeya americana, sí está entre mis proyectos. Por ahora escribo una larga obra sobre la época de mis estudios en Viena.

- ¿Cómo logra combinar su labor como historiador y compositor de música sinfónica?

- Una precisa distribución del tiempo, de la energía y la concentración. He tenido épocas en que solo he trabajado una de las dos. Ahora sigo un estricto horario, me levanto a eso de la 5:00 de la mañana, escribo hasta las 8; y luego, compongo hasta la 10. El resto del tiempo lucubro sobre lo que haré el día siguiente.

- ¿Escribir de historia tiene la misma disciplina que escribir música?

- Componer, escribir literatura e historia suponen labores muy diferentes. En la literatura se tienen los demonios siempre presentes, eso la hace muy difícil; en la música, están larvados, en ese sentido se facilita. Las técnicas son muy diversas, sin duda, más abstracta y compleja, la musical. La historia requiere mucha investigación, análisis y responsabilidad al asumir los planteamientos y las tesis. Hay más rigor y menos libertad. La literatura conlleva una mayor posibilidad de comunicación, las notas son un material muerto mientras no se interpreten, Por desgracia los compositores tenemos que aceptar observar con melancolía ese cementerio.